27 sept. 2010

Tierra de Nadie



Hoy no llevo drogas
Ni llevo pesares, aunque no tengo alas
Floto por sobre las ciudades
No traigo sueños, ni amores, ni desesperanza
No debo promesas ni juramentos,
Los agravios
Quedan atrás con cada paso y suspiro de mi camino
Hoy no llevo alcohol, ya lo bebí todo
No llevo miedos, sólo me tiro en las líneas del tren
No porto tierra natal, ni identidad, números y menos un nombre
Traigo conmigo un cuerpo cansado, sin penas, sin alegrías
En un estado…
En una república
En un reino
En una época atemporal
Con deseos no cumplidos, con ganas de no cumplirlos
Con deseos de otra dimensión,  de otro yo, de un súper yo
De un ello, de un aquello o de un lo “que sea”
Hoy traigo mi cuerpo por aquí
Para llevarlo mañana por allá
Y decir que no estuve ni estaré nunca más
No me quedo en mi tierra
Porque mi tierra, es tierra de nadie.