28 ago. 2007

Ojos cerrados por tus manos


te haz dado cuenta...

que ultimamente, ya no alumbran las estrellas?


que en los esenarios, los intrumentos se tocan solos

pensando en sus 6 cuerdas...


pero menos en las estrellas?

es porque me las robaste...

sí tú... pequeña ladrona no admitida

me quitaste la guía del camino

y me dejaste a un lado esperando


y si muere el sol...y ya no tengo estrellas

ni constelaciones que me hablen

ni nubes que me cubran

ni regaños, ni dañosni risa, ni llanto...

y si quedo en un limbo,y te regalo mis ropas

y todos los cigarros que he fumado

me devolverias mis estrellas?


si te dijiera, que sólo quiero dos

para ver algo, para iluminarme un poco,

para divisarte a lo lejos, y perseguirte

y hacer un trato, y llegar a un acuerdo

e improvisar en 100 palabras mi oferta

y darte las gracias por apiadarte

y de regal-arte unas figuras

unas magias, y los lazos de los titeres

de la bóveda celeste...


entonces vemos de dos las estrellas

y me ayudas a contar

y no terminamos nunca

y aunque sean mil palabras por noche

y los números no me alcanzen

para contarte cuantas veces más

quiero que me robes una estrella...

:::ojos cerrados por tus manos:::



te haz dado cuenta...

que ultimamente, ya no alumbran las estrellas?


que en los esenarios, los intrumentos se tocan solos

pensando en sus 6 cuerdas...pero menos en las estrellas?


es porque me las robaste...sí tú... pequeña ladrona no admitida

me quitaste la guía del camino

y me dejaste a un lado esperando

y si muere el sol...y ya no tengo estrellas

ni constelaciones que me hablen

ni nubes que me cubran

ni regaños, ni daños

ni risa, ni llanto...y si quedo en un limbo,y te regalo mis ropas

y todos los cigarros que he fumado


me devolverias mis estrellas?


si te dijiera, que sólo quiero dos

para ver algo, para iluminarme un poco,

para divisarte a lo lejos, y perseguirte

y hacer un trato, y llegar a un acuerdo

e improvisar en 100 palabras mi oferta

y darte las gracias por apiadarte

y de regal-arte unas figuras

unas magias, y los lazos de los titeres

de la bóveda celeste...


entonces vemos de dos las estrellas

y me ayudas a contar

y no terminamos nunca

y aunque sean mil palabras por noche

y los números no me alcanzen

para contarte cuantas veces más

quiero que me robes una estrella...