19 jun. 2008

Valparaiso

una noche no basta
para disfrazar a las gaviotas
de estrellas fugaces

ni cosechar historias
de las colmenas plantadas en los cerros
como noche de cavaret para un marinero...
o luciernagas plantadas en tus pechos...

parecemos pajaros que el invierno del norte
trae aqui y el viento nos atrapa
y silva la mistica y bohemia melodia
en la cual un llanto o carcajada
acompañan nuestro tranquilo vuelo...

entonces no comprendemos la magia de un lugar
y no miramos lo cerca que estuvimos del paraiso
asi respiramos y nos convertimos en un cuadro
imaginando si en algun lugar del mnudo
alguien añora volver a valparaiso...

yo creo que si...

Encontrarte

dicen por ahí
que mis ojos salí a repartir
y que deje uno donde pensé que vivias
y junto a mi ojo, una mano
que te escribiria los versos que ahora lees
y junto a esa mano
un alma, para que pudiera sentir y escribir
pero...
esa alma
sola se escaparia
asi que la guarde en un cuerpo
que espera en el lugar equivocado
a que salgas de donde estás
y al salir,
te encuentres con él
y le saques la escarcha
y saques los papeles que me envuelven
que fueron los mismos que te escribi
que son los mismos con lo que te espero
desde que te vi...

y si lees esto... significa que no me equivoque...

Nunca Llueve Eternamente

nací en la cuarta noche de lluvia
entre griteros alarmantes y llamas imparables
lloré... es cierto, entre las nubes que forjaron mi piel
trataron de hacer una espada con mis manos
pero solo consiguieron rayos
quicieron asemejar mi voz al canto de un gorrion
pero sólo consiguieron relampagos...

y continue llorando
porque no fui capaz de amar
porque cada nube que me miraba
pertenecia a mi propio cuerpo vólatil
y cada sueño lo terminaba la primavera

y cada aniversario de mi nacimiento
de mi llegada a este mundo
recuerdo y vuelvo al primer llanto
es por eso que ya no pierdo el tiempo
y ya no cuento las estrellas...